Manual de traducción jurada (5.4). Convenciones comunes: contenido en el idioma de destino y en otros idiomas

LA REGULACIÓN DE LOS ASPECTOS TRATADOS EN ESTE ARTÍCULO HA CAMBIADO A PARTIR DEL 16-11-2014 Y PRÓXIMAMENTE SE ACTUALIZARÁN LOS CONTENIDOS DEL ARTÍCULO.

Seguimos con este repaso de recomendaciones prácticas para traductores (sin valor normativo alguno). En este apartado se habla del contenido que aparece en el idioma de destino y en otros idiomas.

Contenido en el idioma de destino

Para el contenido en el idioma de destino opino que:

No hay que transcribirlo (a menos que lo solicitara expresamente el cliente) y basta con poner una nota bien clara en el original señalando que existe texto en el idioma de destino (en mi caso, inglés o español) y que pueden consultar el documento original para leer ese contenido.

¿Se cobra el contenido no traducido ni transcrito?

En mi caso, si no lo transcribo, tampoco lo cobro como palabras de la traducción, puesto que no hago nada con ese texto. En todo caso, las palabras que cobraría son las aparecen en la nota para indicar que deben consultar el original en inglés:

[Text in English is here. Please refer to the original document.]

Si me piden que lo transcriba íntegramente siempre pondré una nota al principio para indicar que es una transcripción literal del contenido que ya aparece en inglés o en español en el documento (y lo transcribiré con todas las faltas, mala redacción o errores que tenga, tal cual, sin corregir nada del contenido).

[Literal / word-for-word transcription / exact copy of text (paragraph / lines / etc.) in English from the original document]

En este caso, sí cobraré todo como palabras traducidas porque igualmente tengo que tipearlas o teclearlas y me lleva tanto o más tiempo como traducirlo. En resumen: si se transcribe contenido, se cobra.

Por eso, muchas veces en el caso del contenido que ya aparece en el idioma de destino tiendo a preferir no transcribirlo ya que al cliente le costaría dinero esa transcripción y si voy a adjuntar una copia del original a la traducción o bien el cliente va a presentar su original junto con la traducción jurada no tiene sentido realizar una copia exacta de todo ese texto (sobre todo si es extenso) pudiendo indicar simplemente al lector que consulte el original.

Otros problemas de la transcripción de texto del original en una traducción jurada

A veces nos encontramos con casos donde se ponen, por ejemplo, textos en inglés “ya traducidos” y “en inglés” (en inglés entre comillas) en una escritura y están mal redactados o nos encontramos con casos de cartas o poderes que ha introducido en el cliente en el texto en el idioma de destino. Para no dar lugar a equívoco y que piensen que ese texto en el idioma destino es algo que he traducido yo, normalmente digo que lo consulten en el documento original o, de transcribirlo, digo que no es mi texto, sino que ya estaba.

Contenido en otros idiomas

En cuanto al contenido en otros idiomas (no el de origen ni destino sino otros idiomas totalmente foráneos) frecuentemente se plantea la duda de transcribirlo o no transcribirlo.

Huelga decir que no podemos traducir NADA de un idioma extranjero que no estemos autorizados a traducir.

Los sellos en idiomas que no estemos autorizados para traducir *no se traducen nunca*.

Los sellos en idiomas que no estemos autorizados para traducir *no se traducen nunca*.

Si aparece un sello en turco, aunque hubiera nacido en Turquía y supiera perfectamente lo que pone no puedo hacerlo en tanto que no tengo autorización alguna para traducir el turco en traducciones juradas. Está absolutamente prohibido y no se puede hacer. Y lo mismo pasa con el francés, el alemán, el catalán, el gallego y el vasco: si no tengo autorización, no puedo traducirlo aunque sepa perfectamente lo que pone.

Capítulo aparte merecen los idiomas regionales de España porque los documentos que aparecen “medio en un idioma y medio en otro” son un gran problema para los traductores jurados y es frecuente que los clientes ni se den cuenta de este hecho, estando muy acostumbrados a vivir en ambientes donde se mezclan los dos idiomas sin distinguirlos, y piensen que un documento está “en castellano” cuando en realidad un 25 % o más esté en catalán o en otro idioma, incluyendo datos de importancia como nombres de asignaturas en un expediente académico.

Este problema, en particular en cuanto a idiomas como el catalán, valenciano y gallego, seguramente se comente más adelante en otro capítulo del manual.

La transcripción del contenido en otros idiomas

Algunos traductores optan por transcribir todo el contenido en otros idiomas, con todos sus caracteres y símbolos específicos y, siempre que estuviera bien transcrito, no sería objetable esta práctica.

Una colaboradora mía solía transcribir siempre el contenido en otros idiomas y no se lo tachaba al hacerle la revisión de la traducción ni podía decirle tampoco que dejara de hacerlo.

Sin embargo, los problemas que observaba con estas transcripciones del contenido en otros idiomas eran:

* Que consume cantidades de tiempo tremebundas transcribir un idioma que no se conoce;

* Que frecuentemente el corrector de Word (si está puesto en otro idioma) nos corrige palabras erróneamente y cambia, por ejemplo, palabras en catalán a palabras en castellano;

* Que frecuentemente aparecen errores en las transcripciones.

Así, me leía todo lo que transcribía esta traductora en títulos bilingües en catalán y le daba por bueno el texto (habiéndolo leído con gran atención) pero tanto a ella como a mí se nos escapaban errores y de repente ponía una palabra con una “s” (porque en castellano es con una) y eran dos en catalán, etc. Y estos errores se filtraban a las juradas finales.

Lógicamente, ni había quejas ni nos devolvían nada porque el texto en el otro idioma estaba transcrito más que nada por una cuestión estética y no formaba parte del texto que se juraba, pero aun así duele encontrarse errores en traducciones.

Por eso soy de la escuela de no transcribir texto en otros idiomas y simplemente indicar que aparece ese texto en otro idioma. No lo traduzco ni me pagan por traducirlo y es posible que ni sepa lo que dice.

En mi caso, en los diplomas bilingües indico siempre al principio que se trata de un diploma escrito en dos idiomas y que mi traducción única y exclusivamente es de la parte del título que está en castellano o en inglés. Ejemplo: [Translation of diploma drafted / written / printed in Spanish and Catalan. The translation relates exclusively to the text in Spanish].

Siguiente capítulo: Manual de traducción jurada (5.5). Convenciones comunes: ¿se traduce o no se traduce?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Switch to our mobile site